10 Reglas de Oro del Matrimonio desde Coaching


1. Nunca se enfaden los dos al mismo tiempo: Para lograrlo es necesario ser prudente, y saber que con enojo y soberbia se levanta el lado malo en nuestro interior.
2. Nunca se griten el uno al otro: Hay que tener templanza y serenidad en los momentos de desacuerdo.
3. Si uno de los dos tienen que vencer en una discusión, deja que el otro sea el ganador. En el fondo de esta actitud hay amor del bueno, que prefiere ceder para obtener la paz. No es una derrota es una victoria en el sentido que estás dejando una buena lección.
4. Si tienes que criticar, hazlo con amor:  más que  una crítica es ayudar a rediseñar a ese ser maravilloso que amamos.
5. Nunca se echen en cara los errores del pasado: El amor debe alcanzar  incluso para apoyarnos ante las debilidades y que éstas sean oportunidades de mejora.
6. No seas  obstinado: El ser obstinado sólo nos aleja de quienes amamos y no nos permite conocer a quienes tenemos a nuestro alrededor.
7. Nunca se vayan a dormir enojados: Se Humilde en reconocer  la parte de culpa propia.
8. Elogia con frecuencia a tu pareja: Se agradecido y motiva con detalles pequeños en el cariño, cordialidad y galantería.
9. Cuando hayas hecho algo equivocado: prepárate para admitirlo y pedir perdón; ésto habla de tu humildad, no es mejor quién no se equivoca. Cuando se ofrece o se pide una disculpa no es siempre porque tu tengas la culpa  es porque te importa más estar bien con esa persona.
10. Dos no pelean si uno no quiere: Lógicamente, el que está más sereno es el que mejor puede ceder. Las cosas se ven mejor con cierta distancia.






Martha Smith Rodríguez S.
Coach Ontológico Profesional
Gerente Transformando Vidas  al Éxito

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada